miércoles, 24 de agosto de 2011

Sin palabras...

Conversación con mi muñequito mayor:

Mamá: "Amor, te puedo hacer una pregunta?" (aclaro que lo hice porque según sus propias palabras es un preadolescente y siempre hay que estar pendientes, sin asfixiar pero sí pendientes)
Muñequito: "Si ma, dime" (me encanta que me diga ma, es que lo hace con una ternura)
Mamá: "Hay alguna niña que te guste en el cole?"
Muñequito: "si ma, hay una niña muy bonita que me gusta"
Mamá: "Ahhh y tienes novia?"
Muñequito: "Ay ma, crees que si la tuviera no te habría contado?? crees que no confío en tí??" (esto con cara de indignación mientras yo empezaba a ponerme incómoda)
Mamá: (encerrada por mí misma y sin saber que contestar) "Amor, yo sé que si confias en mí, pero pensé que de pronto se te había olvidado"
Muñequito: (desesperado totalmente y pensando que su mamá es una tonta) "cómo crees que se me va a olvidar algo así?"

...Y en ese momento, su hermanito lloró (realmente la expresión es "chilló como si lo estuvieran ahorcando") y pudimos, después de calmar a la fiera, llevar la conversación por derroteros más cómodos para esta imperfecta y angustiada mamá de un preadolescente que tiene muy claro lo que quiere...

5 comentarios:

Andrea dijo...

Ya se pueden hacer comentarios.. no sé que había sucedido
Gracias Nuria, eres un sol...

Seco dijo...

Bueno, va a ser un adolescente con buena relación con su mamá.
Y eso está super bueno, que exista confianza.
Besos

Cristina dijo...

Que bueno que tu muneco te tenga tanta confianza! Eso es envidiable, espero que cuando llegue el momento, yo pueda tener una relacion asi de madura con mi ninha. De momento vamos bien ;)

ROSALÍA. dijo...

¡Que complicado es ser madre Andrea!
Besos.

Andrea dijo...

Seco.. espero que la cosa siga así, por ahora pongo lo mejor de mi parte y trato de no explotar cuando no estoy de acuerdo con algo..

Cris... espero que la confianza siga existiendo simepre, pero requiere de trabajo por parte y parte...

Terriblemente complicado Rosalía pero la cantidad de alegrías que te da...

un beso