jueves, 4 de agosto de 2011

Esos días II

Ahí empezó todo, él la visitaba en su casa (sí, en ese tiempo la visita era en la casa, con testigos, no en cualquier bar de mala muerte jeje), salían, iban a la universidad juntos, estudiaban, iban de fiesta y hacían todas esas cosas que hacen los novios cuando están empezando... sí, tambien eso aunque despues de unos meses :).

Paso el primer año y seguían juntos, celebraron el siguiente cumpleaños de ella.. aproximadamente dos meses despues el destino les tenía una sorpresa, era el puente del día del trabajo cuando se enteraron, iban a ser padres... ésto no estaba entre sus planes, eran niños, estudiaban, dependían totalmente de sus padres, qué iban a hacer?? Sería falso decir que no pensaron en todas las posibilidades pero despues de pensarlo decidieron que seguirían adelante y tendrían ese hijo pasara lo que pasara (aunque vale decirlo no iba a ser fácil) pero nunca nunca jamás pensaron que esa decisión iba a darles lo mejor de su vida, el muñequito más grande... despues de pensarlo y decidirlo sólo quedaba lo más difícil, decirlo a sus padres, especialmente a los de ella...

P.D: Esta historia continuará...

7 comentarios:

Bebé a Bordo de Mamá dijo...

Cuando cumplíamos 1 año de novios, nos pasó algo parecido (aunque después resultó ser una falsa alarma) y lo que mas nos preocupaba era decírselo a nuestros padres...
Espero ansiosa tu próximo relato!
Besotes, Andre

ROSALÍA. dijo...

A veces da más miedo decirlo de lo que realmente pueda suceder. ¿Qué pasará con ellos?
Es un don tener un hijo.
Besos Andrea.

Seco dijo...

Uh! es como leer un libro!!!
Genial! espero la próxima entrada!
Besos.

Tani dijo...

Hay muchas cosas que dan "miedito" decirle a los padres. A veces hasta hablar de los planes de matrimonio, o algo sencillo como presentarles al novio es algo para pensar más d euna vez, ya me imagino la que pasaron para decirles del baby ;)
Qué buena idea hablar de tu historia como un relato... una buena forma de desarrollar tus dotes de escritora ;)

Un beso, amiga.

Cristina dijo...

Me encanta, estoy pendiente del siguiente capitulo. Me imagino los nervios al contarle la noticia a los padres...como dice Tani, hasta presentar un novio daba susto, como sera dar un anuncio de estos a nuestros padres, siendo tan jovenes!

La Maripili dijo...

ME había perdido esta entrada!!!! qué melón soy....
Ves! por eso las visitan debían ser en casa y con testigos! jajajaja qué malas son las noches de luna llena....

Andrea dijo...

Andre... imaginate el susto, sobre todo cuando han advertido hasta el cansancio eso de "no vayas a meter las patas, mucho cuidado, etc, etc"... no entiendo por qué tenemos tanto miedo a nuestros padres...

Rosalía.. tener un hijo es un don y un regalo pero cuando los tienes tan joven todo el mundo lo ve como lopeorquetepuedesuceder...

Seco.. gracias por lo del libro jeje... ya casi voy con la próxima entrada es que he estado superembolatada...

Tani.. imaginate el susto, como le decía a Andre más cuando nos han advertido...

Cris.. mucho susto y tú sabes que acá los vecinos, la familia, hasta el perro está pendiente de decir: "si viste que la hija de tal metió las patas, terrible"...

Maripili.. la próxima con testigo y un cafecito jejej, espero que la luna llena no te siga afectando...

Gracias por visitarme y un besito para todos