martes, 9 de agosto de 2011

Esos días III


Había llegado el momento, era hora de contar...decidieron decirle primero a la mamá de él, por aquello que pareciera que duele menos cuando el bebé es de tu hijo que de tu hija, pero como las mamás eran amigas no paso más de 1 hora para que la mamá de ella se enterara... y ahí si fue Troya...

La mamá de ella lloró como si hubiera pasado lo peor del mundo, le contó al papá de ella quién enfureció, la regañó y hasta menazó con botarla de la casa... luego, llamó al "causante" del problema, habló con él, lo gritó, quiso ahorcarlo y dejó de hablar a su hija por unos días...

Unos días después, los papás de ella le hablaron y le dijeron que la apoyarían con este bebé, que si quería seguir estudiando podía hacerlo; ya que el problema estaba pues para adelante porque para atrás, ni para coger impulso, eso sí al susodicho no querían verlo ni en pintura.

En ese momento empezó una etapa dura para ella a la vez que bonita, el embarazo no fue color de rosa ya que los padres no aceptaban al chico y ella estaba perdidamente enamorada, con nauseas y llantos diarios la panza fue creciendo, la primera ecografía con los llantos respectivos (porque a pesar de ser un hijo inesperado, era un hijo totalmente amado), las visitas al doctor, el curso y 8 meses y medio después llegó el momento...

P.D: Continuará...

6 comentarios:

Cristina dijo...

Temble leyendo este relato. Me imagino la situacion tan dificil en tu casa, porque aunque muy bien dices que era un bebe amado por todos, si fue inesperada su llegada y para los padres debe ser dificil aceptarlo al principio. Lo mejor de todo es que se tomo la decision correcta y ese munequito se convirtiria despues en el ser mas querido de la familia. Me gusta mucho como cuentas esta experiencia, alcanzo a imaginarme como fue todo.

Bebé a Bordo de Mamá dijo...

Que dificil... cuanto coraje hay en ese relato.
Te felicito por la fuerza que tuvieron, ambos. Los tres.
Te deje un premio en mi blog =)
Andrea

Tani dijo...

Muy lindo el amor que se lee aquí, pero también una sitación bien dificil. Com dices por aquí, siempre es más dificil que los padres de las chicas acepten con "naturalidad"un embarazo repentino...

Muero por saber cóm fue que aceptaron al susodicho muñeco ;)

Un abrazo, amiga

Andrea dijo...

Cris.. a veces lo menos esperado es lo más amado...

Andrea... Gracias por el premio y sí fue muy difícil pero lleno de satisfacciones

Tani... sí bastante difícil y lo de la aceptación pronto lo sabrás...

Un beso

La Maripili dijo...

Ay Andrea.....mi religión me prohíbe hablar de las partes más oscuras de mi vida, pero con este relato me has recordado tanto a mí misma.....
No quiero decir más. Besos

Andrea dijo...

Maripili.. siempre es dificil, pero ahora solo miro para atras y me doy cuenta de todo lo que he hecho a pesar de las dificultades y me siento orgullosa... Besos y yo no me voy de vacaciones así que te acompaño en tu dolor jeje