jueves, 1 de septiembre de 2011

Pensando ando...

Llevo unos días sin escirbir pero la verdad es que la inspiración me ha abandonado, pero es porque estos días hay algo que me está "matando" la cabeza y me tiene un poco plof.

A mí me gusta mucho trabajar además siento que así explotó todo el potencial que tengo (modestia aparte soy una persona muy inteligente), pero me siento fatal en el trabajo donde estoy; es cierto que es un trabajo relajado donde nadie me "molesta" mucho la vida pero siento que estoy estancada, que ésto no es para mí y que a medida que pasa el tiempo se me queman un poco más las neuronas... por otro lado, últimamente siento una nostalgia terrible de no compartir con mis niños el tiempo que me gustaría (a ver que salgo de casa a las 6 am y regreso sobre las 7 pm), lo que hace mis mañanas una carrera contra reloj y de mis noches una lucha constante prque quiero estar con los peques pero a la vez quiero que duerman temprano para que puedan podamos descansar bien todos...

Así que toda esta situación me tiene un poco estresada... he tratado de encontrar otro trabajo pero la verdad la cosa está díficil y aunque me guste trabajar tampoco lo hago "por amor al trabajo" y no voy a dejar mi más o menos decentemente reunerado trabajo por otro donde regale el tiempo que no estoy con mis niños.

La otra opción es quedarme en casa, ésto por un lado me permitiría ocuparme de mis niños y mi casa que mucho lo necesitan PERO el dinero nos hace falta y no sé cuanto tiempo podría estar en casa sin enloquecer (además no quiero perder la oportunidad de reincorporarme algún día al mercado laboral y en esta país si dejas de trabajar más de 6 meses ya te vuelves un inútil)...

Mi marido me dice que él me apoya en lo que decida, tanto si quiero cambiar o si me quedo donde estoy o si me quedo en casa (que nos apretamos áun más el cinturón), aunque por más que lo intente las cuentas no me dan... así que en eso estoy los últimos días pensando en qué hacer porque la verdad el venir al trabajo se me está convirtiendo en un suplicio...

Un beso y disculpen pero necesitaba desahogarme.

4 comentarios:

Nuria dijo...

Es una decisión difícil, la de dejar un trabajo, que no te aporta nada, por otra parte, pero un trabajo y una fuente de ingresos, al fin y al cabo. Tu pareja te apoya tomes la decisión que tomes y estoy segura de que sea cuál sea esa decisión no te equivocarás.
Un besito y mucho ánimo guapa

La Maripili dijo...

Yo soy lo que llamamos aquí "un culo de mal asiento" y encima, del último curro donde me explotaban y trataban mal, tuve la suerte de que me echaron y cobré mi paro, mi liquidación y todo y todo, pero no valgo para estar en casa.
Lo que tengo claro, es que el curro es un sitio donde vas por dinero. Somos mercenarios, le pese a quien le pese. De joven trabajaba en lo que me gustaba y en lo que quería y ganaba una pasta, ahora, tan sólo busco un curro donde no me molesten mucho, paguen decentemente y tenga un horario que pueda compaginar con mi niña, ya que solo me tiene a mí.
Has pensado en un trabajo de jornada reducida?
Espero que encuentres una solución y sino, pues sigue buscando, eso es gratis y no te compromete a nada.
Besooooos

padrestresado de trillis+2 dijo...

Dificil problema todas las decisiones tienen pros y contras, y saber sopesarlas es el reto!!!,aunque tener el apoyo de tu pareja es un paso importante!!!
Un abrazo y animo!!!

Cristina dijo...

Andrea, entiendo lo que dices, es el dilema que tenemos casi todas las madres. En mis planes siempre estuvo permanecer en casa al lado de mi nina, por lo menos hasta que cumpliera los 3 anhitos. Y ya llego ese momento, regrese a trabajar por 6 meses pero desafortunadamente el empleo que tuve no valia la pena y estaban dandome cada vez mas responsabilidades sin aumentarme el sueldo. Asi que lo deje, quiza tomare un trabajo de medio tiempo pero no he encontrado algo que me convenga. Mira esa opcion, de pronto con asi puedes estar mas tiempo con tus munhecos y a la vez, aportar dinerito a la casa. Muchas suerte con lo que decidas.
Saludos desde California!